domingo, 31 de enero de 2016

Paseando la capa por Alcalá. 31 de enero








Hoy tocaba pasear la capa y aunque ha sido un día caluroso hemos salido con ella y nos hemos juntado más de 60. Llama mucho la atención y nos preguntan que celebramos. Nos hemos juntado en la Plaza de Cervantes junto a la estatua y después hemos comido todos en el Alkala Nahar que aunque un poco apretados la comida estaba rica. El próximo encuentro es el paseo de la capa con visita a Salamanca. 

M. José en Alcalá. 30 de enero



Hacía mucho que no veía a mi amiga Marijose y hoy he tenido la suerte de disfrutar un ratito de ella. Han vendio los dos y hemos dado una vueltecita por el centro y hemos tomado unas cervecitas. Nos quitábamos la palabra de todo lo que teníamos que contarnos y nos hemos dejado montones de cosas en el tintero. Es una gozada estar con ella. El trabajo y los niños por su parte y nuestras salidas no hacen posible el encuentro muchas veces pero cuando podemos disfrutamos juntas y procuramos al menos el contacto telefónico. 

Judías con los amigos. 30 de enero









Como todos los años, porque ya lo hemos añadido al calendario como una reunión más, nos hemos juntado el grupo de amigos a comer unas judías que preparan Carmen y Marino con las judías de la huerta y los conejos de caza de Jesús. Esta vez nos hemos juntado los 20, una suerte porque no es fácil coincidir todos y hemos hecho dos kilos y medio con una liebre y dos conejos. Estaban muy ricas y las hemos acompañado con postres hechos por Toñi, tarta, Lucio, turrillos y Dionisio, bollos. Todo estaba a cual más rico. Nos juntamos a almorzar a las 12 y ya continuamos con la comida, disfrutamos de buena compañía y pasamos un rato muy agradable. 

Las lagrimas de la Diosa Maorí. Sarah Lark. 24 de enero

las lagrimas de la diosa maori (trilogia del arbol kauri vol. iii )-sarah lark-9788466656290



RESUMEN DEL LIBRO:

Nueva Zelanda, 1899. El hijo de Lizzie y Michael Drury es enviado como médico a Sudáfrica, donde se libra la guerra de los Bóers, para gran disgusto de Roberta, quien luchará para estar con él a toda costa. Paralelamente, la joven Atamarie obtiene una importante victoria: ser la primera mujer que cursa estudios de Ingeniería en la Universidad de Nueva Zelanda. Desde niña le fascinaron las cometas maoríes, pero ahora esta afición le permite conocer al pionero de la aviación mundial...

Como siempre que se leé de Sarah Lark un libro muy entretenido y con muchas tramas familiares. Me he saltado sin saber el segundo de la trilogía, no se si ahora leer el anterior o pasar, de momento voy a leer de otra autora. Este me ha gustado mucho. 

Visita al Hospitalillo con el Distrito II. 27 de enero





Hacía mucho que no había ninguna visita organizada por el distrito y es que se nos acaban las posibilidades, o más bien nos niegan algunas posibilidades. Julián sigue intentando organizar visitas pero no se lo ponen nada fácil. Es una pena que sitios que merecen la pena no nos abran las puertas al menos a los de Alcalá para disfrutar de ellos. Esta vez hemos visitado la restauración del Hospitalillo de la mano de unos de sus artífices, Javier García Lledó. Fué una visita muy interesante, de casi dos horas con amplias explicaciones de como se había llevado a cabo la rehabilitación. Un sitio al que acudo con muchísima frecuencia pero del que no me canso de visitar porque siempre aprendo algo nuevo. 

Caldereta de Soria. 29 de enero


Llegó el turno de la caldereta y esta vez tuvimos una participación más activa. Asterio nos pidió ayuda para servir y servimos solo en la mesa que compartíamos con los amigos. Fue el Foguet en Meco, como en las últimas ocasiones. Nos juntamos 185 a degustar unos torreznos, la caldereta, cuajada y bollos sorianos. Todo resultó bien y muy rico. 

viernes, 22 de enero de 2016

Por la Sierra de Cazorla. 17 de enero










Hemos querido probar un viaje nuevo del Imserso y elegimos para ello Turismo de Naturaleza. Dentro de este apartado lo que más nos gustó fue uno a la Sierra de Cazorla con el alojamiento en La Iruela. 
Salimos el día 17 y comimos ya en el hotel Sierra de Cazorla. Nos pareció muy bien todo, y más las panorámicas desde la habitación. Por la tarde la primera salida fue a Cazorla, un pueblo la mar de bonito. Dimos un paseo por centro, visitamos a las Ruinas de Santa María, andamos bajo la bóveda sobre el río Cerezuela que nos impresionó, paramos en sus miradores y disfrutamos de sus paisajes.
El 18 por la mañana a Baeza, hemos estado en distintas ocasiones, incluso en una alojados unos días por lo que ese lugar lo conocíamos y recordábamos muy bien. Por la tarde una ruta andando en la Cueva del agua, en el municipio de Quesada dónde está la ermita de la Virgen de Tiscar. Una de las primeras grutas naturales conocidas en España, es un encuentro difícil de explicar. Entrando por una gruta al salir encuentras una cascada y montañas a los dos lados, una bajada de escaleras que termina en un pilón y un paisaje idílico. Un sitio digno de ver. 
El 19 una ruta por el Rio Borosa y una visita al centro de interpretación de la Torre del Vinagre. Por la tarde subimos a la ermita de la Virgen de la Cabeza en La Iruela y pasamos por el castillo. Las vista desde lo alto son increíbles, tanto en la parte que dan al pueblo de Cazorla como las de los olivos que son una maravilla. 

El últimos día vamos en 4x4 al nacimiento del Guadalquivir. El paisaje natural no me canso de decir que es impresionante y nos lo hizo vivir un guía fabuloso que llevamos en el recorrido. Hicimos trozos a pie para bajar a las Cortadas del Chorro y después paramos para observas unas buitreras. Cómo ha llovido poco las cascadas no estaban a tope pero de todas maneras resultaba precioso. Cuatro horas y media de recorrido que se hizo cortísimo, al terminar nos invitaros a Mistela con tortitas que fue un punto final de lo más apetitoso y a una actuación de los guías con versos de Antonio Machado y unos cánticos muy originales. Por la tarde visitamos Ubeda y aprovechamos para ver a Antonio y Pepa que pasan por allí para estar con nosotros un rato que pasamos estupendamente con ellos y recordando un montón a Ana y a Juan. Aquí dimos por finalizado el viaje que a mí se me ha hecho un poco corto pero que me ha parecido muy bonito. Jaén es una provincia desconocida que vale la pena conocer y que pienso volver en cuanto Ana se reponga para seguir disfrutando de esos paisajes y de esas gentes.